LA IMPORTANCIA DE LA CLARIDAD EN UN TEXTO

La claridad en tus escritos dependerá de tu habilidad para ser conciso en lo que quieres transmitir; es decir, dependerá de tu esmero en utilizar el menos número de palabras para expresar una idea con la mayor exactitud posible. Esto implica densidad, no brevedad. Un texto que carezca de concisión será vago, impreciso y mostrará un exceso de palabras y de retórica.

Para lograr claridad en un texto, te resultará útil imaginarte que tienes al lector delante de tí e intentar acoplar el lenguaje no verbal al discurso mediante las palabras, el tono y el contenido. Para esto debes tener presente que el lenguaje escrito debe aproximarse lo más posible al lenguaje oral, mucho más de lo que creemos.

La simplicidad también te ayudará a aportarle claridad a tu texto. Parece fácil de lograr, pero en realidad puede ser una tarea difícil, tomando en cuenta que hemos sido entrenados desde siempre para hacer las cosas más complicadas de lo que en realidad son.

Cuando eres especialista en un área y, además, sabes transmitir ese conocimiento de manera escrita, tus contenidos serán mucho más asimilables para cualquier lector. La falta de aptitud de muchas personas que escriben, aún siendo grandes conocedores de su materia, ha repercutido negativamente en quienes desean escribir bien porque todos hemos heredado, de uno u otro modo, la falsa creencia de que mientras más retorcido es un texto, más profundo es y mejor escrito está.

Principales características de un texto que resulta claro para un lector:

  1. Totalidad: cada palabra, cada frase, cada párrafo del texto está en función del resto. Cada expresión que incluyas o deseches toma en cuenta las anteriores y no se pueden extender de forma aislada porque es la conexión entre ellas la que aporta significado al texto.
  2. Comprensibilidad: el discurso va dirigido a un lector y forma parte de un acto de comunicación. Al redactar, estás plasmando por escrito aquello en lo que quieres hacerte entender. Sea del tipo que sea tu escrito, debes mantener en tu mente que lo que estás escribiendo tiene un destinatario.
  3. Lenguaje escrito: para que tu texto resulte claro debes saber utilizar las estrategias que la escritura ofrece. Cuanto más tiempo dediques a ordenar un texto, más éxito tendrá cuando sea leído. Tu escrito debe salir bien pulido.
  4. Continuidad: el texto exige avance y debe avanzar desde la primera línea hasta la última. Debes motivar al lector y guiarlo a lo largo de los párrafos para que en todo momento tenga idea clara de lo que ha leído hasta allí y, al mismo tiempo, se mantenga interesado en continuar.

Ahora, cuéntame en los comentarios tu experiencia ¿ya dominas en tus textos las cuatro características que aportan claridad a un texto? ¿has encontrado algún obstáculo en este sentido? ¿detectas cuando a tus escritos les falta claridad?

Muchas gracias por llegar hasta acá y, si esta información te ha resultado útil, por favor deja un “me gusta” y compártela para que llegue a más personas interesadas en la escritura. ¡Te espero en el próximo post!

Publicado por Maria Florinda Loreto Yoris

Publicista de profesión, Comunicadora por vocación y Escritora independiente en ejercicio. Venezolana y comprometida, conmigo misma y con el país, a hacer lo que sea necesario para devolvernos a todos la confianza perdida y la certeza de que juntos podemos reactivar a Venezuela. Desde lo que cada uno es y desde donde estamos todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: